PASEOS POR LA NATURALEZA.

01.11.2019

PASEOS POR LA NATURALEZA.

Una de las actividades donde más disfrutan nuestros perros es pasear por la naturaleza, aporta al animal desahogo mental, desgaste físico, estimulación y desarrollo de los instintos y ayuda en su equilibrio emocional.

Normalmente cuando los perros conviven con nosotros en las ciudades estos paseos se hacen más escasos y en algunos casos inexistentes, puede ser por falta de tiempo, porque la montaña está lejos y supone un desplazamiento, por el uso diario del Correcán, siendo más cómodo y práctico, etc.

Si estudiamos la historia del can y sus características como especie, comprobamos que sus ancestros o orígenes vienen de la naturaleza y sus características morfológicas e instintivas están adaptadas y preparadas para este entorno.

Además, teniendo en cuenta su pasado más cercano, vivían como animal de campo y trabajo junto al humano, siendo habitual la vida con los perros en la naturaleza y no tanto en las ciudades.

Pero los tiempos han cambiado y también las necesidades, nuestro fiel y colaborador amigo ha pasado a ocupar otro espacio dentro de la convivencia con las personas, ofreciendo y aportando otras funciones. Ya no necesitamos en la misma medida al animal de campo y trabajo y sí precisamos de su compañía y cariño.

Entonces podemos decir que este cambio en nuestra relación se ha dado principalmente por temas de necesidad y convivencia.

La vida en las ciudades suele ser ajetreada y estresante, son muchos los quehaceres diarios que nos ocupan y precisan de nuestro tiempo, es normal centrar nuestra energía o atención en las tareas y en ocasiones se nos olvida o nos somos conscientes de la importancia y beneficios de pasear con nuestros perros por el monte, seguramente también sea importante o por lo menos beneficioso para nosotros.

Mi opinión personal es que si hemos decidido vivir con un perro, algo hay en nosotros de natural o de la naturaleza de este gran animal, he conocido a personas que no solían ir a la montaña antes de tener perro y hoy en día disfrutan por el monte con su compañero.

Con mis clientes y pacientes predico con la importancia y en algunos casos la necesidad, de disfrutar de estos reconfortantes paseos, siempre en la medida de lo posible y dependiendo de las necesidades de ambos. Es un trabajo que me encanta realizar con las personas y sus perros, enseñando al humano a observar o a actuar y permitiendo al animal que disfrute de la libertad del entorno.

Cuando no estamos acostumbrados ni tenemos la experiencia de pasear por el monte con nuestro amigo sin correa, solemos tener miedo, pensamos que el animal se va a escapar, se va a asustar por algo, le va a pasar cualquier cosa y se hará daño, va a molestar a otros perros o personas, etc.

Esto ocurre fundamentalmente por esta falta de experiencia tanto en el perro como en el humano, lo ideal es que el animal se acostumbre y adquiera experiencia desde cachorro en los entornos naturales.

El animal aprenderá a utilizar mejor su olfato, tomará sus referencias, aprenderá a controlar las distancias e irá experimentando ante situaciones agradables y desagradables.

Si buscamos el equilibrio entre nuestra forma de vida y las necesidades básicas de nuestros perros, conociendo qué tipo de animal tenemos, conseguiremos una vida juntos mucho más agradable.

Óscar Morejón.

Terapeuta y educador canino. www.eccecanis.com

Educar para educarte.