Cuando experimentas en tu cuerpo, mente y corazón que la relación con tu perro es mucho más de lo que podemos ver, marca un antes y un después. Descubres una amplia información del perro y de ti mismo. Esto es posible gracias a la claridad y simplicidad de la expresión canina. 
Nos permite a nosotros, los seres humanos, poder conectar y entender al perro de una forma más real y justa. Podemos llegar a conectar con el corazón.La educación canina pasa a ser una herramienta para educar-te.

Los perros y los seres humanos tienen una relación esspecial desde hace miles de años. Con los años, esa relación ha ido moldeándose, cambiando y adaptándose a los nuevos tiempos. El perro junto al ser humano, en su afán de colaboración y su incondicional afecto.

Es tan grande la relación y el vínculo que se establece con el perro,desde la emoción hasta el comportamiento, que llegan a convertirse o a transformarse en una parte de nosotros.

La relación está muy influenciada por las emociones, por lo tanto el intercambio de información es enorme, tanto para el perro, de una forma más clara y para el ser humano de una manera consciente y muchas veces inconsciente.

Oscar Morejón.

Educador y terapeuta canino.